La gestión de Sotillo comenzó con mal pie | Debatiendo el Presente

26 diciembre 2017

La gestión de Sotillo comenzó con mal pie

La gestión de la alcaldesa Herminia García comenzó con mal pie al nombrar como síndico del municipio Sotillo del estado Anzoátegui a Miroslaba Pérez, conocida popularmente como « La Chuki » durante la gestión de la denominada gran estafa de Anaco del gobierno de Marcos Ramos.
Carmen Miroslaba Pérez nació en el municipio Santa Ana y es hermana del adeco mayor de ese municipio de Anzoátegui, Delfran Pérez. Fue miembro de la juventud de Acción Democrática en los años 90’s. Fue escalando posiciones dentro del PSUV, a través de la dirección de salud del estado Anzoátegui. Llegó a ser coordinadora del PSUV en Anaco y luego de la llegada de Marcos Ramos a la alcaldía, fue nombrada síndico del municipio Anaco. Allí comenzó el incremento de números en sus cuentas bancarias, mientras se cobraba 10 y 15% a cada empresa para poder firmar los contratos. Al año de haber sido nombrada síndico fue designada como directora general con la ayuda de su pareja Vircar Chanchamire.
Fue copartícipe en la creación de la EPS Anauco, destinada para recepción y venta de productos regulados, bajo la cual se investigó el desvío de comida a ciudad Bolívar específicamente en el área de minería.
Como directora general fue encargada de la entrega de distintas urbanizaciones creadas por la Misión Vivienda; entre esas urbanizaciones esta la gran estafa de la gestión de Marcos Ramos, la Urb. Victorias de Chávez (Santa Bárbara antes de la estafa) bajo la cual Ricardo Silva, Vircar Chanchamire y Miroslaba Pérez vendieron cientos de casas, haciendo fortuna con la esperanza de anaquenses que entregaron bolívares y dólares con la expectativa de tener una casa, fue tanto la estafa que quien termino pagando fue Ricardo Silva, exiliado en el exterior.
Miroslaba Pérez era aborrecida por la esposa de Marcos Ramos, Angie Ramírez « La Baronesa », pues inventaba reuniones de trabajo nocturnas, donde el exalcalde se reunía con distintas mujeres de su tren ejecutivo y una más que otra de los sectores populares, encuentros en los que al parecer se daba rienda suelta a bajos instintos.
Miroslaba Pérez, pasó de ser una simple coordinadora de salud a ostentar fincas en Santa Ana, tener casas en cada urbanización entregada por la gestión nefasta de Marcos Ramos y una línea de taxis ejecutivos con carros Chery Orinoco.
Previo a culminar la gestión de Marcos Ramos, comenzó el saqueo de bienes e inmuebles de la alcaldía de Anaco. Televisores de 42 pulgadas, escritorios, sillas ejecutivas, cafeteras y neveras ejecutivas fueron algunos equipos que vieron saliendo de su oficina en una camioneta adscrita a su despacho.
Pero lejos que algún organismo investigue los hechos de corrupción que tanto daño le hicieron a este municipio, Miroslaba Pérez migró a Sotillo con la alcaldesa Herminia García, compañera sentimental del dirigente del PSUV Juan Rodríguez, para ser síndico municipal.