El Morro por una « manuela » | Debatiendo el Presente

14 diciembre 2017

El Morro por una « manuela »

El poder de las redes sociales y de la opinión de los ciudadanos quedó demostrado con la derrota del candidato a la alcaldía de Lechería Frank Diaz, quien simbolizaba una mera continuidad de la gestión y administración del prófugo exalcalde Gustavo Marcano. En algunos medios electrónicos de la oposición extremista olvidaron en sus recientes reseñas que Frank Diaz fue director de los Bomberos del estado Anzoátegui, después de ser un simple voluntario y de Protección Civil, durante el nefasto gobierno de David De Lima y cuando este exgobernador proclamaba « la suerte de haber vivido en la era de Hugo Chávez ». Con el tiempo y previa pasantía por Un Nuevo Tiempo (UNT), Diaz terminó en Primero Justicia junto con Gustavo Marcano.
Pero varias circunstancias sepultaron sus aspiraciones de gobernar El Morro:
1 - Las constantes exhibiciones de fortuna y vida bohemia de su hijo mayor por las redes sociales, mientras que en Venezuela el hambre y la falta de medicinas hace estragos.
2 - La fiesta pirata organizada por su hermano con mujeres semidesnudas, donde estuvieron Frank Diaz e importantes miembros de su gobierno.
3 - Los videos donde un concejal de su grupo político agredió a un estudiante, cuando una organización sin fines de lucro realizaba una actividad benéfica de recolección de juguetes para los más necesitados y
4 - Otro video donde Frank Diaz aparece autosatisfaciéndose sexualmente en honor a « Cuchi Cuchi », que deja muchas dudas sobre su conducta, condición psicológica y preferencias de género. Perdió las elecciones por una « manuela », según discuten en El Morro las señoras más encopetadas y que todos suponen sea la « manuela » de ventaja con la que le ganó Manuel Ferreira. Para terminar de completar, su equipo político aseguraba que era un « montaje » con su voz e imagen. Pero tanto montaje ni la CIA. Está clarísimo que el video se filtró gracias a un miembro de su propio círculo. Perdió las elecciones y solo le quedarían su esposa, familia y amigos, si es que también no nos pierde con su inmadura conducta.