03 noviembre 2017

Las candidaturas de la oposición más sonadas en el estado Anzoátegui para las elecciones municipales

Nadie imagino nunca que el panorama electoral de Anzoátegui tomaría el rumbo actual. Los rumores son muchos y aseguran que son las consecuencias de un « arreglo » ente Acción Democrática y el chavismo. El gobernador del estado Anzoátegui, Antonio Barreto Sira, habría perdido control casi absoluto en la mayoría de los municipios, por eso el PSUV no habría lanzado ningún candidato con peso específico y liderazgo.
Los casos más representativos son Nelson Moreno, a quien le habrían ofrecido un ministerio, Guillermo Martínez, quien arrasaría en una reelección y Jhonnathan Marín, del cual su mayor premio sería no haber ido antes a parar a la cárcel, junto a Pedro León y uno de los Urbano Fermín.
Antonio Barreto prepara la visita de Maduro al estado Anzoátegui, aguardando poder recibir recursos y proyectos. Henry Ramos Allup no facilita la tarjeta electoral de Acción Democrática para las elecciones municipales, después de los señalamientos que le hiciesen internacionalmente tras haber participado en las elecciones de gobernadores. La meta de AD parece por ahora ser la candidatura presidencial y restarle espacios a Primero Justicia y Voluntad Popular.
No está escrita la candidatura de Antonio Acosta en Puerto La Cruz y Marcos Figueroa podría ser un batacazo, regresando por la puerta grande. Acosta no es del círculo de Barreto, sino que apoyó a Carlos A. Michelageli. La tarjeta electoral de Dale Dale es necesaria para la oposición en todos los municipios. Figueroa la colocó a disposición de José Brito en El Tigre para que se lance y rompa con Primero Justicia. Le da un espaldarazo a pesar de haberlo reprochado con calificativos tales como « traidor » y « vergonzoso ».
La misma tarjeta respalda a Frank Diaz para elegirse en Lechería, dándole la espalda al prófugo Gustavo Marcano, y un poco de su misma moneda. En Anaco no hay nada definido aún. Pujan Chaim Bucarán, Luis Guevara Marrón y un tercero afecto a Voluntad Popular. Marco Aurelio Quiñones, quién es del equipo de Leopoldo López, juró lealtad a su partido y declinó sus aspiraciones.
Hasta hace un tiempo Miguel Arismendi y Barreto Sira no podían estar en la misma sala. Hoy se vuelven a unir. Arismendi está « empeñado » con uno de la familia Guevara, quien le ha brindado mucho económicamente durante largo tiempo.
A pesar de todo el empeño que pudo haber puesto el exgobernador Saab Halabi en que el PSUV respaldara a su hermano Douglas Saab como candidato, el Partido Socialista decidió que fueran otros los candidatos.